“De nada sirve vestir ropas caras o de marca,

si lo mejor de la vida, se disfruta desnudo.”

Las chicas buenas escriben diarios, las malas no tienen tiempo.

“Las mejores amistades son como las nalgas:

van siempre juntas, y no hay bollo que las separe.”

“Tener celos por una mujer fea,

es como ponerle alarma a una locomotora”

jueves, 2 de febrero de 2012

ANECDOTAS DE WINSTON CHURCHILL


Cuando Churchill cumplió 80 años un periodista menor de 30 fue a fotografiarlo y le dijo:
 - Sir Winston, espero fotografiarlo nuevamente cuando usted cumpla 90 años.
Respuesta de Churchill:
- ¿Por qué no? Usted parece bastante saludable.

Telegramas intercambiados entre Bernard Shaw (El mayor dramaturgo inglés del siglo 20) y Churchill Invitación de Bernard Shaw a Churchill:
Tengo el honor de invitar al digno primer-ministro al estreno de mi obra Pigmalión. Venga y traiga un amigo, si lo tiene.
Firma: Bernard Shaw
Respuesta de Churchill a Bernard Shaw:
'Agradezco al ilustre escritor la honrosa invitación. Infelizmente no podré concurrir a la primera presentación. Iré a la segunda, si se realiza.
Firma:  Winston Churchill

El General Montgomery estaba siendo homenajeado, por vencer a Rommel en la batalla de África, en la II ª Guerra Mundial.
En el Discurso del General Montgomery: No fumo, no bebo, no prevarico y soy un héroe
Churchill oyó el discurso y con celos, retrucó:
Yo fumo, bebo, prevarico y soy el jefe de él.


Sucedió en el Parlamento inglés. Fue durante uno de los discursos de Churchill en el que una diputada de la oposición, pidió la palabra.
 Todos sabían que a Churchill no le gustaba que interrumpiesen sus discursos. Pero la palabra le fue dada a la diputada y ella dijo en alto y buen tono:
-¡Sr. Ministro, si Vuestra Excelencia fuese mi marido, yo pondría veneno en su café!
Churchill, con mucha calma, se quitó los lentes, y en aquel silencio en el que todos estaban esperando la respuesta, exclamó:
- Y si yo fuese su marido, me tomaba ese café

1 comentario: